Blogia
El Túnel de Foqui

En defensa de mis amigos los gatos!

El Gato Bueno



Este artículo va dedicado especialmente a todos aquellos que se dedican sistemáticamente a criticar y denigrar a mis grandes amigos los gatos, injuriándolos y tratándolos de malignos, ariscos, violentos, antipáticos y otras barbaridades.

En realidad, no hay demasiado que escribir ya que la foto, tomada por quien escribe en una tienda de peces del barrio de Balvanera (Uriburu y Bmé Mitre), habla por sí sola.
En ella apreciamos a uno de los felinos en cuestión reposando tranquilamente al cuidado de sus amigos los peces.
Muchos supondrán que tener a un gato en un lugar así es sencillamente una locura y que el animal no tardaría en intentar devorar a los pobres pececitos de colores... pues no es así! ¡Y a las pruebas me remito!
Este bondadoso bigotudo dedica sus horas a admirar a esos bichitos acuáticos que se pasean por sus casas de vidrio y agua.
Algo aún más curioso, que pone un gran soporte sobre mis argumentos es que no es el único gato que hay en el local sino que hay dos. Es decir, que no se trata de un gato loco o fuera de lo común.

¿Qué motivos tiene este gato para no tratar de morfarse a los pescaditos?... Es un gran debate...

- Un observador podrá opinar que simplemente le gusta acostarse sobre el tubo de luz porque le da calor.
- Un zoólogo tal vez afirme que el gato se ha "culturizado" por vivir rodeado de hombres en la ciudad y ha perdido sus instintos animales.
- Una visión economicista podría plantear que el gato reconoce que los pescados son la fuente de ingresos de su amo y, por lo tanto, la fuente de donde viene su vivienda y su bienestar, por lo tanto comérselos lo perjudicaría indirectamente.
- Un apático dirá que el gato simplemente no tiene ganas de buscar la forma de atravesar la barrera vidriada que lo separa de aquel manjar.
- Otros propondrán que en realidad ya lo ha intentado tantas veces sin éxito que se ha dado por vencido.
- También está la visión psicópata por la cual el gato estaría planeando fríamente su plan para llegar, en el momento más apropiado, a hacerse de los pescaditos.
- Un maestro de primaria plantearía el hecho de que alguien ha frustrado un intento del gato y la ha propinado una fuerte paliza, así que el gato se queda "en el molde" por temor a ser golpeado nuevamente.
- Por último, no faltará el idiota que me diga que la foto está trucada o que el gato es de peluche...

¡Pues no, señoras y señores! ¡Nada de eso! ¡Los gatos son buenos por naturaleza!
No como las personas... que entre todos sus innatos defectos, tienen el de juzgar a los pobres felinos.
Ustedes lo saben muy bien, solo que no quieren admitirlo...

Eso es todo.
Foqui

Apoyan la presente manifestación:

El Gato con Botas
Garfield
El Gato del Sombrero
Don Gato
Azrael
Chatrán
Heathcliff
Tom
El Gato Félix
Snarf
Hello Kitty
Este gato de plástico al que le salta la cabeza.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

5 comentarios

Paula -

Creo que tu artículo es ¡¡ genial !! y, por ende, tu cabeza y tu gato... ¡¡ los tres !!
Ahora bien, contra todo el dolor que pueda causarte este tardío comentario, creo que tu gato, mal que te pese, espera pacientemente hacer realidad su sueño: tener a los pecesillos dentro de su guatilla, para poder dormir como dios manda y como a él, genéticamente, lo programaron.
Da gusto leerte... saludos !!

Foqui -

Ja! Me gustó ese título!
De ahora en más soy el Embajador Felino.
Gracias Brisa!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Brisa -

Bonito post! lleno de ternura hacía los gatitos, tienen suerte de contar con un embajador como tú. Saluditos.

Foqui -

Mirá, en primer lugar tu amiga es una reverenda %$·&·"$#@~€2·%"·$!!!!
En segundo lugar, no pongas como excusa para tu sadismo raticida las barbaridades de otros!!!
Señoras y señoritas, este tipo de personas son los que fabrican los cosméticos que ustedes consumen... no financien su crueldad!!

lokochu -

muy bueno foqui...paso a contarte lo q hacia una amiga de la facu con los gatos, los agarraban de cachorros y los tiraban como a un pozo para escuchar el sonido de como se rompian sus huecesillos, despues me conto q una vez lo agarraban de la cola, lo hacian dar vueltas, soltabas y lo estrolaban contra un paredon o algo asi....como te daras cuenta, no soy el unico psicopata q mata animales....hay peores =P
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres