Blogia
El Túnel de Foqui

Memoria



A veces imagino a nuestra memoria como a la caja de un rompecabezas (o puzzle, como prefieran).
No me refiero a la memoria de lo que nos acaba de suceder, o a los últimos días. Me refiero a la memoria de años atrás.
Si simplemente la abrimos, vemos pequeños pedacitos sueltos, de diferentes formas y diferentes colores y parece algo casi imposible poder unirlos todos para formar algo homogéneo.
Son esos recuerdos borrosos que tenemos de nuestra infancia, de la escuela primaria, de nuestros primeros juguetes, de cuando íbamos creciendo... y ni hablar del tamaño que va tomando el rompecabezas con el paso de los años.
Lo malo de este juego, es que si nos esforzamos en ir armándolo, parece que apenas desviamos nuestra atención, las piezas intentan separarse una de la otra y volver a la caja. O lo que es peor! Muchas se pierden, caen de la mesa a una especie de agujero negro del cual es dificilísimo sacarlas...
O tal vez, no caigan a ningún agujero. Tal vez es que esas piecitas se van a otros rompecabezas. No importa si no encajan, simplemente pasamos a ser un recuerdo en la memoria de otro. Tal vez de un familiar, de un colega, de un amigo, de un amor... o de un desconocido, ¿por qué no?

¿A qué voy con todo esto?
Bueno, simplemente a justificar un poco lo que es este blog, este espacio. Es un intento por dejar un registro de las piezas que en el futuro serán parte de mi rompecabezas y que, tal vez, en un momento decidan irse, por qué no, a alguno de los suyos.

Saludos.

PD: Hablando de memoria, vean esta película.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Noortje -

Llegué aquí de casualidad, como se suele llegar a estos sitios, y me encontré con este precioso post. Me gusta mucho esa forma de considerar nuestra memoria, supongo que ahora has pasado a ser una pieza de mi puzzle.

Brisa -

Me ha gustado tu post, creo que yo tengo una memoria selectiva, tú le llamas puzzle, yo cuardo los recuerdos en cajitas o compartimentos, los recuerdos dulces que me gustan que deseo recuperar de vez en cuando los guardo en cajas grandes, vistosas, de colores brillantes, con música. Los recuerdos que me hacen daño, si no consigo que se vayan por ellos mismos, los comprimo, los guardo en cajitas muy pequeñas, sin color, sin sonido, sin brillo y las oculto en el último rincón para que con el tiempo se difuminen y parece que funcionan. Creo que tengo una memoria muy sibarita y selectiva :)
A veces también he pensado en eso de que si alguna vez quedaré en el recuerdo de alguien, si hoy ya soy un recuerdo para algunas personas que me conocen o me han conocido, no se es extraño, casi tanto que no me gusta pensarlo.
En cuanto a tú blog, seguro que sí que esas piezas transcenderan sin duda a más de una memoría :)
Saludos!!

Sofi -

El puzzle de mi memoria, debe ser muy complejo ahorita mismo, claro además de las piezas que mencionaste están de las que uno se deshace porque quiere, las que escondes debajo del sillón de la sala porque no las quiere recordar, pero pues, el puzzle no esta completo sin ellas... Y a pesar de todo esto, creo que mi puzzle se esta viendo bonito ^_^, espero que el tuyo también...
Besos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres